Enfermedad o cifosis de Scheuermann

Reumatologia traumatologia, Salud en la adolescencia
Columna vertebral
Columna vertebral

La enfermedad o cifosis de Scheuermann es una anomalía en la estática de la columna vertebral, sobre todo a nivel dorsal, relativamente frecuente en adolescentes, y cursa con aparición de cifosis (curvatura exagerada de la espalda hacia delante y que hace parecer al paciente cargado de espaldas) a nivel dorsal, asociada a alteraciones localizadas de los cuerpos vertebrales, que se visualizan bien en las radiografías. En algunos casos aparece también dolor en la zona de la espalda dorsal.

Suele manifestarse inicialmente durante la adolescencia y es más frecuente en los varones.

Su causa es desconocida, aunque se ha especulado con que se trate de una osteocondritis. (inflamación) de las superficies cartilaginosas superior e inferior de los cuerpos vertebrales. En atletas jóvenes, donde aparece más frecuentemente, se sospecha que lesiones debidas al estrés del entrenamiento puedan contribuir a su aparición.

Algunos casos presentan una tendencia familiar, es decir, se presentan en varios miembros de la misma familia.

La lesión característica se produce por una disminución en el crecimiento de la cara anterior de los cuerpos vertebrales dorsales, de tal forma que las vértebras se acuñan hacia delante, y la manifestación inicial habitual es una postura «cargada de espaldas» con dolor dorsal leve. Al menos deben afectarse tres vértebras consecutivas.

Los casos leves suelen diagnosticarse en las exploraciones rutinarias que se hacen en las escuelas, ya que el principal hallazgo clínico es la exageración de la cifosis dorsal.

La evolución es prolongada (muy variable, a menudo de varios años) pero habitualmente leve.

Las radiografías laterales de la columna muestran pinzamientos anteriores de los cuerpos vertebrales, sobre todo en las regiones dorsal baja y lumbar alta.

En los estadios avanzados, los platillos vertebrales son irregulares y escleróticos, y aparecen los llamados nódulos de Schmorl, que son protusiones de los discos intervertebrales (que están entre las vértebras) en el cuerpo vertebral originando una imagen radiológica típica.
Esta imagen se observa en la la enfermedad de Scheuermann, pero no es específica solo de esta afección y puede hallarse en la espondilosis, la osteoporosis, así como en traumatismos, hiperparatiroidismo, enfermedad de Paget, infecciones y otras enfermedades.

La alteración de la alineación en la columna es fundamentalmente cifótica, pero a veces se observa asociado cierto grado de escoliosis (curvatura lateral de la columna vertebral).

Los casos leves y no progresivos pueden tratarse reduciendo las tensiones de carga y evitando la actividad extenuante.

Es importante realizar un trabajo físico hasta completar el crecimiento que contribuya a minimizar la cifosis. Este programa busca fortalecer la musculatura abdominal y glúteos, así como la musculatura dorsal paravertebral.
También es importante combinarlos con ejercicios que aumenten la flexibilidad de la columna, así como el control postural.

En ocasiones, cuando la cifosis es más pronunciada, estará indicado un corsé vertebral hasta el final del crecimiento para intentar evitar la progresiva curvatura de la espalda, y el reposo en un lecho rígido.

En caso de que todo fracase, o haya intenso dolor a pesar del tratamiento o la curvatura ya sea inaceptable (normalmente, con ángulos superiores a los 60-70º), se debe valorar la intervención quirúrgica, que consiste en quitar los discos intervertebrales más afectados, además de fijar mediante artrodesis los cuerpos vertebrales para que la curva no aumente, colocando posteriormente un corsé durante al menos 6 meses.

2 Comentarios

Deja un comentario