Uretritis

Enfermedades infecciosas, Salud en el hombre, Salud en la adolescencia, Salud en la mujer

La uretritis es un proceso inflamatorio que afecta a la uretra, conducto que forma el último segmento del aparato genitourinario y que comunica a la vejiga con el exterior.

Se denomina uretritis al cuadro clínico producido por la inflamación de este segmento, y suele cursar con dolor y quemazón al orinar, acompañado de una secreción blanquecina o amarillenta.

De forma simple se dividen en dos grandes grupos: infecciosas y no infecciosas.

Las uretritis infecciosas pueden ser causadas por los mismos organismos que causan las infecciones renales o de la vejiga (por ejemplo, E. coli y la Klebsiella), algunas enfermedades de transmisión sexual (por ejemplo, clamidia, gonorrea) y las infecciones por ureaplasma urealyticum.
El riesgo mayor de sufrir una uretritis por una infección de transmisión sexual está asociado con hombres con parejas sexuales múltiples y con aquellos que presentan un comportamiento sexual de alto riesgo (como no usar condón o tener relaciones anales).
En las enfermedades de transmisión sexual, suele haber un exudado a través de la punta del pene (uretra distal) purulento y antecedentes de contactos sexuales de riesgo.

La uretritis no infecciosas pueden desarrollarse también a causa de sensibilidad química por irritación (con los espermicidas en condones, cremas o jabones anticonceptivos), uso de productos de limpieza agresivos, traumatismos durante las relaciones sexuales, etc…

Los principales síntomas de la uretritis (la micción dolorosa y aumento de la frecuencia urinaria) son muy comunes y suponen del 5 al 10% de todas las visitas al médico.

De todas las personas que presentan dichos síntomas, entre un 50 y un 70 % sufren una infección bacteriana en la uretra o la vejiga (cistitis); ya sea por primera vez, o de manera recurrente.
El 10% son mujeres con vaginitis y el resto, son hombres o mujeres con síndrome uretral (aparecen los síntomas pero no hay ninguna evidencia de infección).

El tratamiento de las infecciosas debe ser con medicamentos antibióticos previa identificación del microorganismo responsable de producirlas mediante el análisis y cultivo de orina.

Deja un comentario