Lumbociáticas, ciáticas o dolores lumbares

Reumatologia traumatologia, Salud en el hombre, Salud en la mujer

Entre el 70 y el 85% de la población adulta sufre de dolor de espalda (o lumbalgia) alguna vez en su vida. La prevalencia anual se coloca entre el 15 y el 45%. La mayoría de episodios son benignos y autolimitados, pero recurrentes, siendo la segunda causa más frecuente de visita médica por dolor crónico después del dolor de cabeza.

La mayoría de los dolores de espalda está relacionada con la afectación de la musculatura lumbar, bien por un tono muscular inadecuado por sedentarismo excesivo (típico de nuestra sociedad), bien por una patología específica que afecte al aparato osteomuscular de esta zona. También los factores emocionales y sociales desempeñan un importante papel.: el stress, la ansiedad, la insatisfacción con el trabajo, y la depresión son factores predisponentes.

Pero también existen dolores de espalda que afectan a los nervios de la espina dorsal, produciendo dolor en las nalgas y en toda la pierna por su parte posterior hasta el talón, lo que se conoce como síndrome ciático, ciática o lumbociática.

La valoración de estos dolores debe hacerse inicialmente por la clínica y la exploración física, siendo por tanto obligado acudir de forma inicial al médico de cabecera para que nos examine, y de la clínica deduzca las pruebas complementarias a pedir.

Habitualmente, la causa más frecuente de un síndrome ciático es una hernia de disco. Las vértebras de la columna están separadas por unos discos o almohadillas cartilaginosas llamadas discos intervertebrales. El desgaste de estos discos ocurre por la edad o por traumatismos repetidos. La gran mayoría de los casos de ciática se deben a una hernia distal o del disco intervertebral, situación que ocurre cuando la parte gelatinosa central (o núcleo pulposo) del disco intervertebral se escurre a través de una zona debilitada del disco, comprimiendo e irritando la raíz del nervio ciático.

A veces, sucede que otro problema de salud produce síntomas similares que llevan a confusión, siendo la exploración física y las pruebas complementarias las que resuelven las dudas. Por ej: ulceras duodenales posteriores, patología renal, patología del aparato genital femenino, de colon y recto-sigmoideas, y otras muchas patologías.

¿Cuáles son los síntomas de la ciática?:
la ciática es un dolor muy intenso de espalda irradiado a las nalgas, piernas y pies, que se acompaña de hormigueo o adormecimiento de piernas/pies y que puede llevar a debilidad muscular en etapas tardías.

En la actualidad se disponen de un gran número de técnicas complementarias para la exploración; la eficacia para el diagnóstico dependerá del acierto de la indicación, ya que no siempre existe que exista una correlación entre síntomas, exploración y hallazgos de imagen y laboratorio. Es decir, que una gran parte de la población de edad avanzada, tienen alteraciones en la espalda que se observan en las imágenes radiológicas sin que les den síntomas, y otra parte a pesar de tener hallazgos, no son compatibles con la clínica. También puede suceder que todo el estudio sea normal a pesar de tener intensas molestias el paciente.

Todo ello lleva a importantes dificultades diagnósticas y de decisión terapéutica en casos concretos.

En general no se aconseja iniciar el estudio si el cuadro no orienta a patología grave y no dura más de 4 semanas.

Una vez llegado al diagnóstico es necesario plantear el inicio del tratamiento y ser paciente, ya que son tratamiento lentos que antes de decir que se ha fracasado y pasar a un nivel superior se debe esperar cierto tiempo.

Un comentario en “Lumbociáticas, ciáticas o dolores lumbares

Deja un comentario