Fosfatasa alcalina aumentada; causas

Otros, Pruebas diagnósticas

La fosfatasa alcalina es una enzima que se encuentra en la sangre y se encuentra presente en casi todos los tejidos del cuerpo, especialmente, en la mucosa intestinal, túbulos renales, hueso, hígado y placenta.

Los niños casi siempre la tienen elevada, llegando a triplicar los niveles del adulto siendo normal, porque sus huesos están creciendo.

También es fisiológico el aumento que se produce al final del primer trimestre del embarazo, a expensas de la isoenzima placentaria, que en este período alcanza niveles máximos (aproximadamente el doble de los valores normales).

En situaciones diferentes a estas aporta información clínica del estado del hígado, la vía biliar y los huesos.

Sus valores están aumentados en las siguientes enfermedades:
Enfermedades renales (raquitismo renal), enfermedades metabólicas óseas (fracturas en vía curativa), enfermedades óseas (carcinoma metastásico óseo, sarcoma, mieloma, enfermedad de Paget), enfermedades hepáticas (obstrucción biliar, colangitis, cirrosis portal), septicemia, colitis ulcerosa, tirotoxicosis, hiperparatiroidismo, malabsorción (déficit de vitamina D), infarto agudo de miocardio, infarto pulmonar, infarto renal.

Hay fármacos que aumentan sus valores, como: antibióticos, alopurinol, ácido aminosalicílico, andrógenos, anticonvulsivantes, barbituratos, bromocriptina, captotril, carbamacepina.

Deja un comentario