¿Puedo tener alergia a la infiltración con ácido hialurónico?

Alergias, Medicina estética, Otros

El ácido hialurónico es un producto que se utiliza en medicina estética para rellenar las arrugas y disminuir el impacto estético que estas nos causan. Realmente, es un producto natural que forma parte de nuestro organismo (en el tejido conjuntivo que da sostén a la piel por ej.), lo que lo hace muy compatible y minimiza sus reacciones adversas.

Inicialmente presentaba un problema; la necesidad de su obtención a partir de animales, sobre todo ganado vacuno (desechado a partir del mal de las vacas locas) y pollos, lo que hacía que pudiera presentar reacciones alérgicas y de rechazo, y transmisión de enfermedades.

Pero a partir de su obtención de cultivos biológicos de bacterias, estos problemas prácticamente desaparecen, de tal forma que hoy en día no se considera necesario realizar un test de alergia previo a su utilización, excepto que el futuro usuario haya sufrido previamente reacciones alérgicas graves, sobre todo al huevo o pollo (que se sigue utilizando para el cultivo de las bacterias de donde se obtiene el ácido hialurónico).

En personas que no hayan tenido estos problemas no merece la pena realizar test de alergias, ya que en los casos en que se realiza sin existir una historia previa que haga sospechar que realmente exista una alergia, sus resultados pueden ser confusos, ya que puede darse el caso de que el test sea negativo y si se presente la reacción (raro), o el más frecuente, que el test sea un dudoso positivo pero no exista tal problema.

Por lo tanto, no se recomienda que se haga de forma rutinaria, y esa misma directriz se sigue en casi todos los centros de estética que usan el producto obtenido de forma biológica.

Si debe valorarse si existe antecedentes de alergia al anestésico local que generalmente se utiliza para mitigar el dolor de las inyecciones, la lidocaína, a la que si existe mayor nº de personas alérgicas.

Otro aspecto diferente es que se tenga cierta hipersensibilidad al producto. Esto se produce en pocos casos (alrededor de 1/2.000), produciendo una reacción exagerada al producto con hinchazón, enrojecimiento y formación de granulomas.

También están las reacciones comunes a cualquier inyección, como la posibilidad de que se infecte si no se cuida la higiene al pinchar, y formación de hematomas (sobre todo en personas con enfermedades que favorecen la tendencia a sangrar, o que toman anticoagulantes o antiagregantes tipo aspirina). También debe saber, que el ácido hialurónico para relleno, no se puede utilizar durante el embarazo, no porque se sepa que es dañino, si no porque no existen estudios que hallan valorado su seguridad en este estado.

Deja un comentario