La corrección quirúrgica como solución a la presbicia o vista cansada

Oftalmología

ArticuloP
La presbicia o vista cansada es un proceso natural del envejecimiento ocular que suele afectar a la mayoría de las personas a partir de los 45 años. Se manifiesta en una dificultad para enfocar los objetos a corta distancia.

En etapas iniciales, los síntomas de la presbicia se pueden compensar alargando los brazos para aumentar la distancia de lectura o utilizando una iluminación más intensa. Pero a medida que el proceso avanza, se hace indispensable la ayuda de elementos ópticos externos como unas gafas de cerca. Cada cierto tiempo, suele ser necesario el aumento en la graduación de estas gafas de lectura ya que la vista cansada sigue progresando hasta los 65 años de edad aproximadamente, momento en que el proceso degenerativo alcanza sus valores más elevados.

La cirugía refractiva como solución a la presbicia.

La cirugía refractiva es el conjunto de operaciones oculares que se realizan con el objetivo de que el paciente no dependa de las gafas graduadas o lentes de contacto.

La mayoría de las personas tiene la idea de que la cirugía refractiva solo sirve para eliminar dioptrías de miopía, hipermetropía y astigmatismo.  Mientras inicialmente esto era así, desde hace 10 años la cirugía ocular ha evolucionado hasta conseguir corregir la presbicia con muy buenos resultados.

Para corregir la presbicia mediante cirugía refractiva encontramos varias alternativas:

– Operación de vista cansada actuando sobre la córnea. La córnea es la parte más externa del ojo y una de las dos lentes (junto con el cristalino) que permite al ojo enfocar correctamente los objetos. Para eliminar los síntomas de la vista cansada hay que conseguir que la córnea sea “multifocal”. Esta multifocalidad se puede conseguir de dos maneras diferentes:

Operación para vista cansada con láser:  se aplica un tratamiento similar al LASIK, conocido como PresbiLasik que además permite corregir simultáneamente cualquier otro defecto visual (miopía, hipermetropía y astigmatismo) en la misma operación.

Operación para vista cansada con un implante corneal: esta técnica esta menos extendida. Los modelos de implante corneal más usados son: Kamra, Raindrop y Flexivue Microlens y suelen colocarse solamente en un ojo (el ojo no dominante).

Tanto los tratamientos con láser corneal (presbilasik) como con implantes corneales permiten ver bien de cerca sin gafas, pero en ocasiones no proporcionan una visión perfecta; por lo que se hace necesario el uso de gafas graduadas para realizar tareas de elevada precisión o cuando se requiere un esfuerzo visual muy prolongado.

Estas técnicas corneales no evitarán la progresión de la presbicia ni la aparición de cataratas en el futuro.

– Operación de presbicia actuando sobre el cristalino. La verdadera causa de la presbicia es el endurecimiento y engrosamiento del cristalino por la edad. Al endurecerse el cristalino pierde flexibilidad y no puede cambiar de forma para enfocar los objetos cercanos. La solución definitiva de la presbicia es el recambio de este cristalino envejecido (y/o opacificado) por una lente intraocular Premium multifocal. De esta manera se consigue ver a todas las distancias con una excelente calidad visual y además es imposible que pueda aparecer una catarata en el futuro.

Las lentes intraoculares más antiguas producían halos y reflejos en visión nocturna y la visión en distancia intermedia no era perfecta. Los últimos modelos sin embargo han corregido estas deficiencias y proporcionan una excelente visión a todas las distancias y en todas las condiciones de iluminación ambiental.

De hecho, los resultados visuales que se consiguen con las lentes multifocales de última generación son tan buenos, que cada vez más personas aprovechan la operación de cataratas para solucionar también la presbicia de manera definitiva.

Además de los métodos citados, recientemente ha aparecido en el mercado una nueva lente intraocular multifocal que se puede implantar sin extraer el contenido del cristalino. Es lo que se conoce como lente fáquica multifocal de tipo difractivo. Su aparición es relativamente reciente como para poder evaluar con rigor sus ventajas e inconvenientes.

Deja un comentario