Infección por estreptocco B y embarazo

Embarazo y lactancia, Enf. y cuidados de los niños, Enfermedades infecciosas, Salud en la mujer

La presencia de bacterias Streptococcus del grupo B (Streptococcus agalactiae o estreptococo ß-hemolítico del grupo b) en la vagina de una mujer embarazada supone un riesgo para el recién nacido, ya que puede transmitirse la infección estreptocócica durante el parto, y causarle cuadros infecciosos muy graves (como meningitis, neumonía o septicemias severas), de ahí la importancia de detectarlo y erradicarlo.

Pero a pesar de esta información alarmante, son muy pocos los bebes, que a pesar de estar presente este germen sufren una infección grave (alrededor del 1 % solo).

Habitualmente es un germen que puede encontrarse de forma asintomática en la madre (en la región anal o en la vagina, por ej.), existiendo estudios que muestran una colonización vaginal hasta en el 30 % de las embarazadas estudiadas, pero que si se contamina el canal del parto, puede convertirse en un peligro para su futuro hijo, sobre todo si se produce una rotura prematura de la bolsa de las aguas (que protege al feto de su entorno).

El tratamiento para esta situación es poner antibiótico justo en el momento del parto, ya que si se instaura semanas antes, el germen puede volver a colonizar la vagina.

Por ello, se realizan cultivos en las últimas semanas del embarazo (habitualmente entre la 35 y la 37 semana) y si dan positivos, en cuanto comienza el parto se administran antibióticos intravenosamente a la madre, y se evita que el niño adquiera la infección al pasar por el canal del parto durante el expulsivo.

Deja un comentario