¿Debo preocuparme si estoy embarazada y no siento los movimientos del feto?

Embarazo y lactancia

En general, los movimientos fetales comienzan a percibirse a partir de la semana 16 a la 20, pero esto depende de muchos factores, ya que hay embarazadas que los sienten antes, otras después, otras apenas los sienten…sin que existan unos factores claros que lo expliquen.

El cambio de postura del niño si puede influir en notarlo más o menos durante algún periodo.

El feto se mueve más después de que la madre haya comido, y a veces estos movimientos se confunden con los propios del tubo digestivo. En muchos caso, el feto no se mueve, ya que puede estar durmiendo.

Si realmente se nota que los movimientos son muy diferentes o escasos, siempre se debe consultar con su ginecólogo, pero también puede realizarse un control de los mismos.

Para ello, se sigue una rutina:

Escoger el momento del día; habitualmente después de una comida.

Tumbarse ligeramente sobre su costado izquierdo, y poner las manos por debajo del ombligo.

Se calcula el tiempo que tarde en realizar 10 movimientos (se comienza a contar desde sentir el 1º). Lo habitual es que hagan al menos 10 movimientos en 10 a 20 minutos.

No está consensuada la mejor definición de disminución de la actividad fetal y existen criterios dispares para valorarla como escasa y que se deba consultar con el ginecólogo, oscilando entre el cese total de movimientos durante 2 horas, hasta el recuento menor de 10 en 6-12 horas, pero la recomendación es que si después de realizar esta prueba tiene dudas, lo consulte, al menos telefónicamente con su ginecólogo.

En caso de dudas, la realización de una ecografía permite valorar con precisión si existen problemas o no.

Deja un comentario