Dieta para la hiperuricemia y la gota

Consejos de salud, Dieta y nutrición, Hábitos saludables, Reumatologia traumatologia

La gota es un cuadro de inflamación de las articulaciones por depósito en las mismas de cristales de urato monosódico, y que habitualmente se produce en personas que tiene elevado el ácido úrico en sangre. Es una enfermedad del metabolismo persistente, que produce un aumento del ácido úrico circulante en sangre, y el exceso de este se deposita en las articulaciones produciendo inflamación con dolor sobre todo en los pies y las piernas.

Este problema se suele asociar también a la diabetes, obesidad y enfermedades renales.

Con los años, la acumulación progresiva de uratos y las crisis inflamatorias de las articulaciones conducen a artritis destructiva crónica.

El tratamiento de la gota va a tener varias partes diferentes:

1) Tratamiento de los ataques agudos de gota: Las crisis gotosas agudas suelen tratarse con antiinflamatorios no esteroideos (AINE) Es necesario administrar dosis elevadas. Aunque probablemente en el tratamiento de la gota aguda son eficaces todos los AINE, habitualmente se utiliza la indometacina (hay múltiples preparados comerciales que la contienen) .

La gota aguda también puede tratarse mediante colchicina si lo tolera el estómago, pero es un fármaco de difícil manejo, por lo que aconsejamos que usen la indometacina, de mucha más fácil titulación; normalmente 50 mgr cada 6 a 8 horas, asegurándose de que el paciente no sea alérgico a la indometacina, y que su función renal no esté alterada.

2) Fármacos que bajan los niveles de ácido úrico en la sangre si se toman de forma continuada.

Hay que tener cuidado y no comenzar su administración durante un ataque de gota, ya que empeoran los episodios de gota aguda y nunca deben administrarse durante una crisis aguda.

Existen dos clases de medicamentos, los que evitan que se forme el ácido úrico y los que favorecen su eliminación por el riñón, siendo el médico el que decidirá cuál utilizar en cada caso y su control posterior. El tratamiento de la gota es muy largo y generalmente para toda la vida, lo que debe ser comprendido por los pacientes, pero en algunas ocasiones al corregir factores que contribuyen a la hiperuricemia como la obesidad y eliminar el alcohol y seguir una dieta estricta, los pacientes pueden reducir al mínimo los medicamentos o incluso suprimirlos.

Las personas con hiperuricemia asintomática no deben ser tratadas a menos que las cifras de ácido úrico estén muy por encima de los valores normales o su eliminación por el riñón sea muy importante, ya que en estos casos las posibilidades de desarrollar ataques de artritis o cólicos nefríticos son muy elevadas.

En el resto de los pacientes, como el riesgo de desarrollar la enfermedad no es muy grande no se van a tratar.

3) Tratamiento dietético:

Dieta para la gota:

  • Beber agua en abundancia, unos 2 litros al día. Se recomienda las aguas bicarbonatadas y de mineralización débil, para alcalinizar la orina, y así facilitar la eliminación del ácido úrico.
  • Suprimir el alcohol, sobre todo la cerveza.
  • Dieta con bajo contenido en purinas:

    Dibujo pescados aceites Dibujo leche Fritos

    Alimentos especialmente a evitar
    : (contienen mas de 150 mg. de purinas/100 gramos de alimento): Sesos, Hígado, Riñones, Extractos de carne, Anchoas, Sardinas, Vieiras, Arenques, Caballa y Mejillones.Lácteos: permitidos todos excepto los quesos curados.

    Carnes: permitidas: pollo-ternera, cordero (con moderación). Prohibidas: cerdo-charcutería, y sobre todo las carnes rojas, la caza y las vísceras (riñones, hígado…).

    Pescados: permitidos: todos excepto : trucha-salmón, sardinas-arenques, marisco (cigalas, gambas,..), anchoas.

    Huevos: permitidos todos

    Cereales y féculas: permitidos todos.

    Verduras: Permitidas todas excepto : champiñones, legumbres, esparragos y guisantes.

    Frutas: permitidas todas

    Bebidas permitidas: Te-Cafe.
    Bebidas Prohibidas: todas la bebidas con ALCOHOL

    Condimentos: permitidos: especias: canela,…
    Condimentos: prohibidos: Extractos de carne (“cubitos” de carne concentrada)

Hay ciertos factores que, además, pueden contribuir a aumentar los niveles de ácido úrico, como son:

  • El estrés psíquico.
  • La utilización de contrastes radiológicos iodados.
  • Medicamentos que pueden aumentar el ácido úrico como son los diuréticos tiazídicos (clortalidona, hidroclorotiazida, indapamida xipamida), la aspirina a dosis bajas, y las teofilinas.
  • Enfermedades que destruyen tejidos, por ejemplo el cáncer y otras generales.
  • Además de tener en cuenta estos factores, hay unas normas básicas a tener en cuenta, que son:

  • Controlar el peso, evitando a toda costa la obesidad.
  • Beber unos dos litros de agua al día.
  • No ayunar durante periodos largos de tiempo (es mejor hacer pequeñas ingestas más frecuentemente).
  • No tomar alcohol,
  • Y sobre todo, no tomar purinas en la dieta.
  • Como el problema del aumento de ácido úrico es una alteración del metabolismo de las purinas, es necesario saber de antemano que una dieta muy rigurosa es capaz de bajar los niveles de ácido úrico sólo ligeramente.

    Hay que corregir las alteraciones de las grasas en sangre (colesterol, triglicéridos) que a menudo coexisten.

    Si hay cálculos renales se recomienda beber abundantes líquidos, sobre todo en las épocas del año que hace mucho calor, ya que la orina está más concentrada y es más fácil que se formen cristales, que pueden servir para que se inicie la formación de una piedra en las vías urinarias o el riñón.

    La decisión de tratar a los pacientes con medicamentos que disminuyen los niveles de ácido úrico, debe quedar en manos del médico, según las circunstancias particulares de cada caso.

    Deja un comentario