La dimensión de la hipertensión arterial

Consejos de salud, Enfermedades del corazón., Hábitos saludables, Hipertensión, Salud en el hombre, Salud en la mujer

La tensión arterial elevada o hipertensión arterial (HTA) es uno de los principales problemas de salud ya que es uno de los factores de riesgo más importante para sufrir enfermedades cardiovasculares (por ej. ataques al corazón o cerebrales, insuficiencia de la función del corazón, falta de riego sanguíneo en las extremidades, riesgo de lesión renal…), junto al tabaquismo y las dislipemias (por ej. el aumento del colesterol).

Su alta prevalencia en la población (prevalencia es el número total de casos en una población, tanto los que ya había como los que se descubren nuevos) y la posibilidad de ser modificado como factor de riesgo si se controla mediante el adecuado tratamiento, hace que sea de vital importancia su conocimiento entre la población general, ya que habitualmente puede cursar sin síntomas aparentes, lo que hace que el enfermo no consulte al médico y no se detecte.

Es muy frecuente, sobre todo en los mayores de 65 años.

De forma clásica se ha dicho que una persona es hipertensa cuando las cifras de su tensión arterial eran superiores a 140/90 o 14/9. En esas cifras, se estima que algo más del 30 % de la población española mayor de 18 años es hipertensa, pero hay una clara variación según los subgrupos de edad.

Así, los mayores de 65 años, tienen una prevalencia de hipertensión de más del 50 %.

El problema, es que alrededor del 50 % de los pacientes no son conscientes de que son hipertensos, bien porque no se han tomado nunca la tensión, o bien, porque al hacerlo no se ha dado la importancia que se debía a las cifras encontradas.

Esto es típico de familiares de pacientes hipertensos, que tiene la tensión límite, y no se controlan posteriormente, cuando por su influencia familiar tendrán tendencia a ser hipertensos y deberían controlarse anualmente.

Aún más, incluso los pacientes que saben que son hipertensos desconocen en muchos casos que cifras de tensión arterial son las óptimas y no participan en el control de su enfermedad, aspecto clave para un adecuado control.

Además, es necesario conocer que algunos aspectos influyen en nuestras cifras de tensión arterial aumentándolas, y siendo importante el no tomarse la tensión en estas circunstancias, ya que harán que nos den cifras elevadas. Estas situaciones son:

  • El ejercicio intenso.
  • Situaciones de ansiedad, dolor, miedo…
  • Discusiones recientes,
  • Frío ambiental.
  • Ruido ambiental o situaciones que produzcan malestar.
  • En muchos pacientes, la consulta del médico, lo que se llama hipertensión de bata blanca.

  • También debemos saber que personas sufrimos más riesgo de tener la tensión arterial elevada.

    Estas personas son:

  • Tener antecedentes familiares de hipertensión.
  • Ser hombre, y sobre todo mayor de 65 años. A los 55 años, cuando se añade la menopausia y los cambios hormonales en la mujer, este riesgo se iguala.
  • Se sedentario u obeso (suelen estar relacionados).
  • Sufrir de estrés importante.
  • Tener enfermedades de riesgo asociadas: colesterol elevado (porque suelen ser obesos), fumar (no aumenta la tensión arterial, pero eleva el riesgo cardiovascular) o diabetes.
  • Tomar ciertos fármacos, como anticonceptivos orales en la mujer.
  • Tomar excesiva sal en las comidas.
  • Otro aspecto importante, es saber que dado que las cifras de tensión arterial elevadas están relacionados con el aumento de riesgo cardiovascular, y que, a mayores cifras de tensión, mayor riesgo, cada ves parece más claro que es mejor tener la tensión baja que moderadamente alta.

    Por ello, desde 2003, se siguen las directrices de la Sociedad Europea de la Hipertensión y que suscribe la Liga Española para la lucha contra la Hipertensión Arterial, en la cual la tensión arterial óptima sería una sistólica (o alta ) menor de 120 mmHg y una diastólica (o baja) menor de 80 mmHg.

    Cifras de 130-139 de alta y 85-89 de baja serían normal-alta o prehipertensión, y a partir de 140/90 sería hipertensión confirmada.

    Por lo tanto, es necesario que se conozca por parte de la población este importante problema de salud, y se tomen la tensión arterial periódicamente.

    Deja un comentario