Liberar tensión y mejorar la salud en vacaciones

Consejos de salud

ArticuloP
El estrés, la ansiedad y los malos hábitos alimenticios motivados por nuestro frenético ritmo de vida  han  provocado la aparición de un nuevo concepto de turismo wellness, orientado a mejorar nuestra salud y bienestar.

Nuestra actividad vital ha ido cambiando de forma progresiva en los últimos años hacia un estilo de vida más vertiginoso, donde cada vez las personas realizan más tareas y adquieren más responsabilidades familiares y laborales.

Este hecho es especialmente acusado en los grandes centros urbanos donde el tráfico y los desplazamientos reducen aún más el tiempo disponible para desconectar de la rutina y dedicarlo a nuestro salud o a actividades lúdicas o deportivas.

Este cambio en el estilo de vida lleva aparejado el aumento de trastornos cada vez más frecuentes como el estrés o la ansiedad debida a la incapacidad de acometer todos los proyectos deseados. La aparición de problemas dietéticos como la obesidad o la diabetes es otro problema añadido, por una alimentación inadecuada y la falta de tiempo para realizar una actividad física adecuada.

También debemos tener en cuenta que muchos problemas musculares o circulatorios tan frecuentes hoy en día como el síndrome del túnel carpiano o las varices, por citar dos ejemplos, son debidos a las posturas inadecuadas realizadas de forma repetitiva a lo largo del día, normalmente en trabajos donde se pasa muchas horas sentado frente a un ordenador.
Por ello, es necesario ser conscientes de nuestras capacidades y de que nuestras acciones repercuten en nuestro estado de salud. Debemos de asumir que en ciertos momentos debemos detenernos, reflexionar  y tomarnos la vida con otra actitud.

Planificar las vacaciones pensando en nuestra salud

 

Una tendencia positiva cada vez más en auge es programar las vacaciones orientándolas a la recuperación física y a la mejora de la salud. Se trata de combinar lugares interesantes desde el punto de vista cultural o de naturaleza con una atención por el cuidado personal o la relajación. Es lo que se denomina turismo wellness o de bienestar.

Existen numerosos emplazamientos de wellness para poder disfrutar de las vacaciones a la vez que se mejora el bienestar físico o mental. Balnearios, baños termales, centros de estética orientados al turismo y a la relajación, etc. pueden ser un buen destino para una próxima escapada.

Además de huir de las preocupaciones y el estrés algunos destinos pueden estar enfocados a mejorar alguna dolencia o enfermedad concreta. Estos centros podríamos englobarlos en tres grandes grupos en función de la especialidad a la que se dirigen: los relacionados con problemas circulatorios, aquellos que se enfocan a mejorar los problemas musculares y de articulaciones y por último aquellos destinados a tratar problemas respiratorios.

Los destinos pueden ser tanto nacionales como internacionales. En España tenemos algunos muy conocidos como las aguas termales de Ourense, los baños de barro en la Manga del mar Menor (Murcia) o numerosos balnearios  por ejemplo en La Toja (Pontevedra),  Panticosa (Huesca) o Beteta (Cuenca). A nivel internacional en Europa se sitúan algunos de los más importantes complejos como en Budapest (Hungría) con sus numerosos balnearios o en Finlandia con sus innumerables saunas u otros destinos más exóticos como la mina de sal de Wieliczka, cerca de Cracovia (Polonia) en la que se encuentra un balneario subterráneo recomendado para el asma y determinadas alergias.

Deja un comentario