La tuberculosis sigue afectando a todo el planeta y en especial a las zonas más pobres

Consejos de salud

Con motivo del “Día Mundial de la tuberculosis”, que se celebrará el próximo 24 de Marzo, tuotromédico.com se une a esta lucha y aprovecha para dar a conocer una de las enfermedades más antiguas pero que aún  hoy en día sigue afectando a millones de personas.

La tuberculosis es una enfermedad bacteriana que afecta sobre todo al pulmón pero que puede propagarse a otro tipo de órganos internos y es producida por el Mycrobacterium tuberculosis.

Gracias al desarrollo y a los nuevos medicamentos cada vez es más fácil curar esta enfermedad. Sin embargo todos los esfuerzos que se están realizando hoy en día para tratar y curar a todos los enfermos no están siendo del todo efectivos.

Cada año contraen la tuberculosis aproximadamente nueve millones de personas en todo el mundo y una tercera parte de todos ellos queda totalmente desatendida. En total, tres millones de personas que a pesar de la lucha constante siguen sin poderse curar de esta enfermedad. La mayor parte de estos tres millones de afectados procede de  los lugares y ámbitos más pobres y vulnerables del planeta. Inmigrantes, pueblos indígenas, consumidores de drogas o reclusos son algunos de los sectores más afectados.

Los retos para erradicar esta enfermedad son muchos y queda mucho trabajo por delante a pesar de los grandes avances. Desde 1995 se ha tratado satisfactoriamente a aproximadamente 51 millones de paciente en todo el mundo y se han salvado hasta 20 millones de vidas mediante el tratamiento breve bajo observación directa (DOTS) y la estrategia Alto a la Tuberculosis.

Las dos metas fijadas a nivel mundial relativas a la tuberculosis para los próximos años son:

  • Detener e invertir la incidencia mundial de la tuberculosis.
  • Reducir a la mitad el número de fallecimientos por tuberculosis en comparación a 1990.

El mundo está en buen camino para lograrlas pero todavía queda trabajo por hacer, en especial en Europa y en África.

¿Cómo se puede saber si se padece tuberculosis?

La tuberculosis se diagnóstica si se detecta la bacteria  Mycrobacterium tuberculosis en el organismo. Principalmente suele detectarse en las vías respiratorias aunque puede encontrarse fuera de ellas.

Las pruebas para la detección de la enfermedad suelen consistir en una radiografía del tórax, cultivos de esputo, la prueba de la  tuberculina o la exploración pulmonar.

Como tratamiento se utiliza normalmente los antituberculostáticos (Rifampicina, Isoniazida y Pirazinamida, etc…) durante un año y suele servir para la total recuperación del paciente. Sin embargo, un mal cumplimiento del tratamiento puede provocar complicaciones.

Es importante resaltar que la tuberculosis es una enfermedad contagiosa y por tanto se debe evitar o reducir el contacto con personas infectadas para evitar el contagio. La enfermedad se propaga a través del aire mediante gotitas de secreciones de la tos o de los estornudos de las personas que lo padecen.

Hay que resaltar también que los síntomas pueden pasar bastante desapercibidos y que por lo tanto es básico estar atento a ellos. Son bastante típicos de otras enfermedades como una fiebre alta, tos débil, cansancio constante o la falta de apetito con su correspondiente pérdida de peso. Por lo que se puede confundir fácilmente con otro tipo de enfermedades.

Puede ampliar esta información en nuestra página web relativa a la ‘tuberculosis’. También se puede acceder a noticias y a preguntas relacionadas con el tema con el tal de luchar de una manera adecuada contra esta enfermedad y reducir al mínimo los riesgos que conlleva la misma.

Deja un comentario