La cura de las hemorroides comienza por la prevención: los factores de riesgo a evitar

Cirugía y procedimientos

ArticuloP

Las referencias escritas más antiguas acerca de las hemorroides se remontan a miles de años: existen textos médicos antiguos chinos e indios e incluso en el Antiguo Testamento que hablan de este trastorno de salud. Mientras que en el pasado estaba considerado como una especie de castigo divino, actualmente las causas de los problemas hemorroidales han sido científicamente estudiadas y demostradas.

La principal causa es el estreñimiento, ya que un tránsito intestinal difícil tiene efectos significativos a corto plazo, pero especialmente a largo plazo, sobre la salud proctológica. Las hemorroides, pequeñas almohadillas situadas en el canal anal, se frotan, aplastan e irritan con
el paso de las heces de difícil expulsión, es por ello que el estreñimiento es el causante de la mayoría de los casos de problemas hemorroidales.

A su vez, el estreñimiento viene originado por una dieta baja en fibra, un nutriente básico para regular los movimientos peristálticos del intestino, pero también por una ingesta insuficiente de líquidos (que ablandan las heces) y por el sedentarismo, causado por una
actividad laboral estática o simplemente por pereza.

El estreñimiento, una nutrición poco adecuada, la falta de ejercicio: ¿motivos para preocuparse? Sí, se trata de tres aspectos de la vida “moderna” con los que muchas personas conviven. Y es por esta razón que, en comparación con el pasado, las hemorroides hoy en día tienen una incidencia tan alta, especialmente entre los habitantes de los países industrializados.

Pero aquí está la buena noticia: conocer los factores de riesgo significa saber en qué aspectos intervenir para aliviar los síntomas, pero sobre todo para evitar su aparición. La prevención es un arma poderosa al alcance de todos, por lo que es bueno reconsiderar el estilo de vida cuando uno se sienta “en riesgo” o, con más razón, cuando ya se padezcan síntomas recurrentes o crónicos.

Y precisamente respecto a la curación, nos gustaría recordar un remedio que ha demostrado ser tan eficaz como seguro: el método THD Doppler, basado en un enfoque mínimamente invasivo y conservador. Este tipo de intervención quirúrgica ha revolucionado el tratamiento de las hemorroides gracias a su bajo impacto en el paciente, los beneficios tangibles y la baja tasa de recaída, por lo que en el ámbito proctológico está considerado como uno de los métodos más eficaces para solucionar incluso los más graves problemas de hemorroides.

 

Deja un comentario