¿Cómo recuperar la forma y la figura tras un tiempo de inactividad?

Hábitos saludables, Medicina estética

ArticuloP
En ocasiones, descuidamos nuestra forma física y nuestro cuerpo se resiente: ganamos peso, la grasa comienza a acumularse en determinadas zonas  del cuerpo y perdemos el tono muscular adecuado.  Con ello, comenzamos a sentirnos desmejorados, a perder autoestima e incluso nuestra salud puede verse comprometida  (aparición de diabetes, problemas circulatorios, etc.)

Esta situación suele ser debida a nuestra inactividad. Esta inactividad que repercute en nuestro estado físico puede venir derivada de un exceso de trabajo, problemas de salud o simplemente por las fiestas navideñas en las que los excesos de comida y alcohol son habituales.

Existen diferentes alternativas para recuperar el estado físico tras un periodo de inactividad y mejorar nuestra salud y nuestro aspecto:

  • Ejercicio físico y hábitos saludables

La mejor manera de mejorar la salud y recuperar la forma es realizar ejercicio físico regularmente y llevar una dieta equilibrada. Correr, ir al gimnasio o realizar deportes de equipo son clave para tener una buena salud. Una alimentación sana y equilibrada ayuda a reforzar los beneficios del ejercicio.

Para aquellos que quieran ir más lejos y ganar masa muscular una dieta proteica, que puede ser complementada con suplementos deportivos, (a base de vitaminas, proteínas, minerales, etc.), puede ayudar a conseguir un cuerpo diez.

  • Terapias para perder peso y modelar la figura

Cada vez existen avances y métodos más perfeccionados y sofisticados para perder peso de forma localizada sin necesidad de cirugía. La presoterapia, la electroestimulación o el láser lipolítico son terapias útiles para este fin

Uno de los métodos más demandados últimamente, especialmente para tratar la celulitis, es la ultracavitación. Esta técnica no invasiva e indolora basada en ondas ultrasónicas busca ayudar a perder peso localizado, por lo que horas después de las sesiones se produce una reducción de la grasa, que es eliminada mediante la orina o el sistema linfático. Asimismo, el paciente logra una piel más consistente y una reducción de volumen.

Sin embargo, la ultracavitación no es apta para todo el mundo. Las personas embarazadas, con marcapasos, con prótesis o con alguna infección no deben someterse a este tratamiento.

  • Cirugía estética

Otra opción para recuperar nuestra figura es optar por la cirugía estética. Son técnicas quirúrgicas con las que se obtiene un resultado estético muy aparente en poco tiempo, pero no hay que olvidar que no están exentas de los riesgos de cualquier intervención.

Las operaciones de cirugía que más éxito tienen entre aquellos que quieren recuperar su figura son la liposucción o la elevación de pecho. Estas dos operaciones son dos técnicas bastante seguras.

  • la liposucción es utilizada para remodelar la silueta mediante la extracción de grasa de distintas zonas del cuerpo de los pacientes
  • la elevación de pecho trata de elevar y mejorar la forma del pecho caído.

La cirugía estética, usada en su justa medida, puede servir para superar traumas y complejos o para mejorar la salud y ayudar a nuestro bienestar.

Deja un comentario