Hepatitis B; ¿debo vacunarme para prevenir su infección?

La hepatitis B es una enfermedad infecciosa producida por el virus de la hepatitis B (VHB), y produce un cuadro de hepatitis aguda. Esta enfermedad puede curar totalmente, quedar como portador asintomático, o evolucionar hacia la cronicidad (aproximadamente un 10 % de los que la padecen), que es un riesgo para desarrollar posteriormente cirrosis y cáncer hepático.

Cancer y fertilidad; ¿como afectará el tratamiento a la función reproductiva?

Cómo afecta él cáncer a la fertilidad?: la mayor parte de los tratamientos del cáncer afectan a la fertilidad, tanto del hombre como de la mujer, ya que actúan sobre la células de reproducción rápida como son las que producen el semen en el hombre y los óvulos en la mujer, y por tanto, a la fertilidad. El daño que se producirá dependerá del tipo de agente utilizado para la quimioterapia, la dosis de radioterapia y su localización, la edad del paciente, y su susceptibilidad individual, que varia de una persona a otra.

Causas de dolor prostático

Hay diferentes situaciones que pueden afectar a la próstata produciendo síntomas muy parecidos. Normalmente obedecen a inflamaciones de la misma, bien producidas por bacterias (prostatitis agudas y crónicas), o inflamaciones crónicas de causa no bacteriana o la llamada prostatodinia, con diferencia la causa más frecuente de dolores en esa zona, normalmente asociada a molestias al orinar y a problemas de disfunción sexual o eyaculación dolorosa.

Sospecha de infertilidad, ¿en que momento consultar?.

Una pareja sana, con la mujer menor de 35 años, que mantenga relaciones sexuales regulares, tiene una probabilidad de embarazo de alrededor del 20 % cada mes, siendo lo normal que al año todas hayan conseguido el embarazo. Si no es así, se aconseja consultar a un especialista, aunque algunos de ellos recomiendan esperar 18 meses.

La dimensión de la hipertensión arterial

La tensión arterial elevada o hipertensión arterial (HTA) es uno de los principales problemas de salud ya que es uno de los factores de riesgo más importante para sufrir enfermedades cardiovasculares junto al tabaquismo y las dislipemias. Su alta presencia en la población y la posibilidad de ser modificado como factor de riesgo si se controla mediante el adecuado tratamiento, hace que sea de vital importancia su conocimiento entre la población general, ya que habitualmente puede cursar sin síntomas aparentes.