Tos persistente o crónica; estudio de sus causas

Una de las consultas más frecuentes en atención primaria es la presencia de una tos persistente, habitualmente de tipo irritativo, que es muy molesta para el paciente, llegando a impedirle realizar una vida normal. Cuando un paciente tiene un catarro, bronquitis o una infección respiratoria, no se extraña de que tenga tos, dado que éste es el mecanismo utilizado por el organismo para expulsar las secreciones de la vía respiratoria, y no le preocupa la presencia de ella. Sin embargo, fuera de este contexto infeccioso no es normal presentar tos persistente, y debe ser investigada.

Asma difícil o refractario al tratamiento

El asma afecta aproximadamente al 4 % de la población española. Es una enfermedad crónica inflamatoria de las vías respiratorias, con tendencia a presentación familiar, que cursa en forma de cuadros de obstrucción bronquial con periodos de agudización y otros libres de enfermedad, estando en estos periodos generalmente asintomático el paciente. Normalmente, siguiendo unas medidas higiénico-dietéticas, un control médico adecuado y cumpliendo (si son necesarias) las medidas terapéuticas indicadas, suele controlarse bien la enfermedad y se puede llevar una vida normal, pero en aproximadamente un 5 % de los asmáticos se presenta el denominado asma de “control difícil”, o “refractaria”, o “resistente al tratamiento”.