Casi el 14% de la población adulta española sufre diabetes


La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad común que actualmente afecta a casi 5,5 millones de españoles mayores de 18 años de edad. Es decir, alrededor de un 14% de la población adulta del país la sufre, según el estudio ‘di@bet.es’, realizado por CIBERDEM, Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas.

La diabetes es un conjunto de errores metabólicos, que afecta a diferentes órganos y tejidos del cuerpo humano. Es una enfermedad que dura toda la vida, y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre (hiperglucemia). Entre los trastornos que causan esta afección, el principal es la baja producción de la hormona insulina, o su inadecuado uso por parte del cuerpo, que repercute en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas.

Cálculos renales y dietas

Una vez se sufre un cálculo en la orina (también denominados litiasis urinaria, o más popularmente, piedras o arenilla en la orina), que habitualmente produce un cuadro de cólico renal, hasta en el 50 % de los casos se producen recurrencias del cólico, sobre todo en verano, ya que en esta época del año debido al calor se produce una sudoración excesiva que hace que la concentración de arenilla en la orina sea mayor y se formen cálculos con más frecuencia.

Dieta para el paciente hipertenso

La HTA, presente en alrededor del 20 % de los habitantes de los países occidentales, es una de las enfermedades responsable de la enfermedad cardiovascular, entre otras enfermedades. En su tratamiento, el primer pilar es el cambio de hábitos de vida: dejar el sedentarismo y hacer ejercicio moderado regularmente, dejar otros factores de riesgo (por ej. el tabaco) y controlar la dieta.

Distensión abdominal por ingesta de aire (aerofagia)

La distensión abdominal es una de las consultas más frecuentes dentro de la medicina del aparato digestivo. También es una de las más difíciles de valorar, ya que es un problema muy frecuente, que afecta a mucha población, y que normalmente no tiene una causa única. Habitualmente suele tratarse más de un problema “funcional”, más que de una enfermedad orgánica determinada. Llamamos funcional, a aquellas situaciones que dan molestias producidas por una alteración menor del órgano y que suele asociarse más a ciertas situaciones de nuestra vida actual: dieta, sedentarismo, hábitos intestinales, etc…

Tengo intolerancia a la leche de vaca, ¿que puedo tomar?

La intolerancia a la leche de vaca también llamado intolerancia a las PLV se define cuando una persona tolera menos de 300 ml de leche o derivados al día y no tiene ninguna reacción adversa durante las 4 semanas que siguen a su administración. Cuando este diagnóstico es certero la alternativa ideal debe ser una leche con proteinas diferentes a las de la leche de vaca, con suficiente valor nutricional (calcio, proteinas lípidos, proteinas, etc..) , de baja alergenicidad (nueva alergia), con buen sabor y barata.