Hepatitis B; ¿debo vacunarme para prevenir su infección?

La hepatitis B es una enfermedad infecciosa producida por el virus de la hepatitis B (VHB), y produce un cuadro de hepatitis aguda. Esta enfermedad puede curar totalmente, quedar como portador asintomático, o evolucionar hacia la cronicidad (aproximadamente un 10 % de los que la padecen), que es un riesgo para desarrollar posteriormente cirrosis y cáncer hepático.

Síndrome de boca ardiente o estomatodinia

El síndrome de la boca ardiente o estomatodinia, es una situación compleja que se ha definido en los últimos años, y por ello previamente pasaba desapercibida en muchos pacientes. Al conocerse y pensar en él, este síndrome cada vez se diagnostica más. Su causa es desconocida pero afecta sobre todo a mujeres (en proporción de siete a uno con los varones), y aparece generalmente alrededor de la menopausia o después de ella…

Hepatitis delta o D

La hepatitis D o hepatitis delta, es una enfermedad hepática inflamatoria producida por el virus de la hepatitis delta, que es de distribución mundial, aunque se encuentra de forma endémica en la región mediterránea, oriente medio y Sudamérica, y necesita asociarse al virus de la hepatitis B, bien de forma aguda o de forma crónica, ya que para replicarse necesita de su presencia.

Hepatitis vírica; información general

La hepatitis vírica es una inflamación del hígado producida por una serie de virus. Habitualmente cursan de forma aguda resolviéndose en semanas o unos meses. Algunos casos, dependiendo del tipo de virus, pueden evolucionar hacia la forma crónica. Hay varios tipos de hepatitis causadas por los denominados virus de la hepatitis (A, B, C, D y E). También pueden darse por otros virus que en su cortejo sintomático afecten al hígado como el del Epstein-Barr (causante de la mononucleosis), el varicela-zoster, el citomegalovirus…).