Asma difícil o refractario al tratamiento

El asma afecta aproximadamente al 4 % de la población española. Es una enfermedad crónica inflamatoria de las vías respiratorias, con tendencia a presentación familiar, que cursa en forma de cuadros de obstrucción bronquial con periodos de agudización y otros libres de enfermedad, estando en estos periodos generalmente asintomático el paciente. Normalmente, siguiendo unas medidas higiénico-dietéticas, un control médico adecuado y cumpliendo (si son necesarias) las medidas terapéuticas indicadas, suele controlarse bien la enfermedad y se puede llevar una vida normal, pero en aproximadamente un 5 % de los asmáticos se presenta el denominado asma de “control difícil”, o “refractaria”, o “resistente al tratamiento”.

Tengo obstrucción nasal persistente, ¿a que puede deberse?

La obstrucción nasal crónica es frecuente, y en la mayor parte de los casos se deben a alteraciones estructurales (tanto óseas como de sus mucosas) de la nariz y zonas adyacentes, que impiden el correcto paso del aire a través de ellas, pero no siempre es así, ya que también pueden ser producidas por problemas alérgicos, vasomotores, tumores, etc…

Tengo intolerancia a la leche de vaca, ¿que puedo tomar?

La intolerancia a la leche de vaca también llamado intolerancia a las PLV se define cuando una persona tolera menos de 300 ml de leche o derivados al día y no tiene ninguna reacción adversa durante las 4 semanas que siguen a su administración. Cuando este diagnóstico es certero la alternativa ideal debe ser una leche con proteinas diferentes a las de la leche de vaca, con suficiente valor nutricional (calcio, proteinas lípidos, proteinas, etc..) , de baja alergenicidad (nueva alergia), con buen sabor y barata.

Eccema o dermatitis atópica

La dermatitis atópica o eccema atópico es una enfermedad que se manifiesta en la piel por una inflamación de la misma, lo que provoca la aparición de lesiones rojas y secas en la piel en forma de placas. Se acompañan de picor intenso. Es típico que debute en niños, y hasta el 5 % de la población puede sufrirla. Normalmente cursa en forma de brotes, y con la pubertad, un alto número de pacientes dejan de sufrirla