THD – Cirugía mínimamente invasiva para las hemorroides

Enf. del aparato digestivo

ArticuloP
Las hemorroides son dilataciones de las venas situadas en el área rectal, que pueden afectar al ano o al recto. Cuando se inflaman pueden causar dolor, picor y sangrado.

Las hemorroides cumplen una función contenedora del ano en condiciones de normalidad entre 15 – 20%.

Existen dos tipos de hemorroides:

  • Hemorroides internas, se encuentran en el interior del recto. Suelen ser indoloras, pero en ocasiones sangran abundantemente. Estas hemorroides pueden alargarse y salir fuera a través del ano. A este proceso se le denomina prolapso y cursa con dolor.
  • Hemorroides externas, se encuentran por debajo de la piel que rodea el ano. Son fáciles de diagnosticar, incluso por uno mismo. Sangran fácilmente al mínimo roce.

Las hemorroides son uno de los problemas más comunes de la población tanto en hombres como en mujeres. Se estima que alrededor de un 50% de la población ha sufrido hemorroides a los 50 años. Además, la incidencia es más elevada en el continente europeo, que en el resto del mundo.

Cuando exista sangrado por el ano, asociado o no a la defecación, siempre se debe consultar a un médico. Para prevenir la aparición de hemorroides y aliviar sus molestias debemos seguir una serie de recomendaciones:

  • Tomar una dieta rica en fibra y beber agua en abundancia.
  • Posibilidad de tomar un laxante suave para ablandar las heces.
  • Tratar la diarrea o el estreñimiento si se padece.
  • Hacer ejercicio.
  • No limpiarse con papel higiénico después de defecar, hacerlo preferentemente con agua y secarse con cuidado.
  • Evitar coger pesos.
  • No abusar del alcohol ni de la comida picante.

Tratamientos para tratar las hemorroides

Una vez que el problema de las hemorroides se ha manifestado es necesario encontrar una solución para intentar su remisión. Existen los tratamientos ambulatorios, adecuados en las fases iniciales de la enfermedad, que se realizan en los centros de salud y los tratamientos quirúrgicos, más complicados, donde es necesario un ingreso hospitalario.
Entre los tratamientos ambulatorios más aplicados se encuentran:

  • Ligadura elástica; consiste en la aplicación de una banda elástica de goma por encima de las hemorroides con el fin de generar una necrosis por estrangulamiento.
  • Escleroterapia inyectiva; consiste en inyectar una sustancia (fenol, Toxisclerol , etc …) que endurece la base de las hemorroides para cortar su circulación.
  • Coagulación por infrarrojos; se usa un dispositivo de luz infrarroja para provocar un coágulo en la vena.

Entre los tratamientos quirúrgicos se pueden citar:

  • Hemorroidectomía Milligan-Morgan y Ferguson; son técnicas de cirugía  clásica que consisten en cortar los principales vasos hemorroidales.
  • Hemorroidopexia con suturación mecánica o método Longo; consiste en la reubicación o recolocación de las hemorroides dentro del recto.
  • Método THD o desarterialización hemorroidaria transanal; consiste en suturar con puntos quirúrgicos la arteria hemorroidal que lleva el flujo de sangre a los paquetes hemorroidales y en recolocar la mucosa que ha sufrido el prolapso a su posición original.

Las grandes ventajas del método THD es que el tejido hemorroidal no es extirpado y la anatomía del canal anal queda igual, favoreciendo la preservación de las partes anatómicas encargadas de la continencia.

La desarterialización hemorroidaria transanal  (THD) es una técnica novedosa tecnológicamente. Su ventaja es que es un procedimiento indoloro y con complicaciones notablemente inferiores a otras técnicas. Además, el paciente puede reanudar con normalidad su actividad laboral en dos o tres días.

Esta cirugía es muy resolutiva para tratar las molestias con sangrado, congestión o edema producidas por las hemorroides. Es una técnica muy poco invasiva con una rápida recuperación del paciente y resuelve el problema en la mayoría de los casos.

Un comentario en “THD – Cirugía mínimamente invasiva para las hemorroides

Deja un comentario