Si tomo antinflamatorios, ¿debo tomar protector gástrico?

Consejos de salud, Enf. del aparato digestivo

Una pregunta frecuente es si cuando estamos siendo tratados con antinflamatorios (habitualmente son antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que son un grupo de potentes fármacos usados de forma habitual para el tratamiento del dolor sobre todo en procesos inflamatorios) se debe tomar tratamiento gastroprotector, ya que este tipo de fármacos presentan como efecto secundario erosión gástrica.

Esta pregunta tiene una importancia elevada, ya que los AINE son muy populares y de amplio uso, siendo uno de los grupos de fármacos más usados de forma habitual por la población general, y en muchos casos se procede a la automedicación, ya que son pacientes que reconocen los síntomas y saben su tratamiento, por lo que no consideran necesario consultar a su médico de cabecera.

Efectivamente el problema principal que producen estos fármacos es que tienen un efecto gastroerosivo, presentando como efectos secundarios ardor y dolor abdominal, y pueden llegar a producir casos de úlcera péptica y en casos extremos hemorragia digestiva o perforación del estómago.

Afortunadamente estas últimas complicaciones son muy poco frecuentes presentándose en menos del 1% los pacientes que toman estos fármacos.

La aparición de estos efectos secundarios se ve influida por el tiempo en que se estén tomando estos fármacos, la dosis que se tome y el tipo de AINE, ya que no todos tienen el mismo efecto..
Evidentemente, no es lo mismo tomar una única dosis que un tratamiento constante durante semanas.

Para minimizar sus riesgos además de tomar uno de los fármacos con menos efectos gastroerosivos (de entre todos el que menos efecto gastroerosivo tiene es el ibuprofeno) y durante el menor tiempo posible, es importante que su médico valore el riesgo de cada paciente y si es necesario añada al tratamiento fármacos con acción gastroprotectora, como pueden ser los omeprazoles.

El misoprostol también se utiliza, ya que parece algo más eficaz, pero casi en el 30 % de los pacientes produce dolor abdominal y/o diarrea, lo que ha limitado su uso, y muchos médicos han dejado de usarlos, ya que los omeprazoles son muy cómodos, seguros y con escasos efectos secundarios.

Los pacientes en los que debe plantearse en añadir medicación gastroprotectora son:

  • Mayores de 60 años o que tengan enfermedades previas importantes como pueden ser la diabetes, la hipertensión arterial, enfermedades del corazón, cáncer, enfermedades hepáticas…
  • Pacientes con enfermedades previas gastroduodenales, por ejemplo aquellos que hayan sufrido hemorragias digestivas previas, que sufran o hayan sufrido de úlcera de estómago o del duodeno, o que hayan sido operados de perforación gástrica.
  • Pacientes con tratamientos que predispongan al sangrado como puede ser anticoagulantes orales (Sintrom), corticoides, o aspirina..
  • Se calcula que casi el 40 % de los pacientes que toman AINE pertenecen a uno de los anteriores grupos, y que solo un 30 % están tomando fármacos gastroprotectores.

Deja un comentario