Alergia por las picaduras de avispa

Alergias, Consejos de salud

Hay un número no despreciable de personas alérgicas a las picaduras de avispas o abejas.
Suelen sufrir reacciones alérgicas graves, de tal forma, que incluso una simple picadura puede causarles la muerte.

El conocimiento creciente de este problema ha llevado a que existan unas pautas de actuación que los alérgicos deben conocer, sobre todo si trabajan en zonas de riesgo (por ej. trabajo en el campo).
Normalmente, el procedimiento sería, en primer lugar comprobar si el diagnóstico de alergia al veneno de avispa, comprobado por IgE específica a veneno de avispa ( Vespula o Polistes) .
Si el diagnóstico está comprobado, se debe iniciar una vacunación a veneno de avispa, que está muy estudiado y comprobada su eficacia.

avispa

Hay dos tipos de vacunación , la primera es la tradicional que se realiza con dosis progresivas cada semana y hasta alcanzar una dosis máxima tolerada. Después se mantiene esta dosis cada mes al menos durante 5 años.
Otra forma es la vacunación tipo “RUSH” ó rápida, se realiza en dosis acumuladas a diario, se debe realizar ingresado, y con ello se alcanza la dosis de mantenimiento en 1 ó 2 semanas. Luego el mantenimiento es igual una dosis al mes 5 años.
Los riesgos de este tratamiento con personal cualificado son bajos.
Las reacciones locales leves pueden ser frecuentes, pero las graves son muy raras, y el beneficio es muy superior a los riesgos.
Merece la pena y se debe realizar siempre.

Además de ello deberá llevar unas instrucciones básicas sobre como evitar las picaduras de abejas y avispas:
Tanto las abejas como las avispas pican sólo como defensa de ellas mismas ó de sus nidos.
La mayoría de las picaduras se producen entre los meses de mayo y septiembre siendo julio y agosto los meses con mayor incidencia de picaduras debido a las altas temperaturas que ponen en gran actividad a estos insectos.
Las abejas comunes son atraídas por la fragancia de las flores, los colores brillantes y la superficie de aguas tranquilas; por lo tanto, se debe procurar no usar ropa de colores vivos ni perfumes muy fuertes durante la época de mayor actividad.
Estos himenópteros se alimentan de zumos, savia, néctar y, en general, de líquidos azucarados; en estado larvario algunas avispas se alimentan de otros insectos para lo cual la progenitora usa su veneno para paralizar a la futura fuente alimenticia de la larva.
Al inocular el veneno la avispa conserva el aguijón pudiendo así picar repetidas veces, cosa que no sucede con las abejas pues su aguijón posee escotaduras laterales que, a modo de garfios, se anclan al tejido de la víctima; perdiéndola junto con parte del sistema digestivo por lo que la abeja sólo podrá picar una vez y morirá.
En caso de picadura de avispa ó abeja que no han sido vistas se puede deducir que ha sido ésta última por permanecer el aguijón anclado a la piel; hay que tener cuidado al retirarlo pues se puede, involuntariamente, presionar el saco del veneno e inocular la totalidad de su contenido; en cualquier caso, cuando el aguijón se queda clavado en el tejido junto con parte del intestino de la abeja que ha escapado, la glándula del veneno continuará contrayéndose periódicamente hasta inocularlo todo, por eso es importante retirar el aguijón lo antes posible.
Cuando una avispa pica, libera una feromona que incita a otros miembros de la colonia a picar por lo que es aconsejable, en caso de picadura, alejarse lo más pronto posible del área del accidente para evitar un ataque masivo.

Recomendaciones generales:
— No se acerque a panales de abejas ni a nidos de avispas; si accidentalmente se acerca, retírese con movimientos lentos.
— Si una abeja ó avispa se posa sobre alguna parte de su anatomía no intente matarla ni espantarla; permanezca quieto o haga sólo movimientos lentos hasta que se aleje.
— Durante la época de calor, si bebe algún líquido azucarado, compruebe que no haya abejas o avispas en los bordes del recipiente.
— Si deja ropa en el suelo sacúdala antes de ponérsela, pues puede haber alguna avispa entre sus pliegues.
— Evite caminar por huertos en floración, campos de trébol o cualquier área con abundantes flores.
— Durante la época de actividad (mayo a septiembre) use ropa de colores poco llamativos y no use perfumes ni sprays para el cabello cuando salga al campo.
— No pode árboles ni siegue césped o setos durante la época de actividad.
— Las colisiones con éstos insectos pueden causar picaduras por lo tanto evite correr o montar a caballo, en bicicleta o en moto en áreas en que haya abundancia de flores. Un coche descapotable con el techo bajado es especialmente peligroso.
— Dentro de recintos cerrados mantenga una red para atrapar cualquier insecto volador que penetre; también es útil tener un insecticida en spray para matarles (en la guantera del coche puede ser muy útil).
— Advierta a los niños de no tirar piedras o ramas a los nidos de los insectos.

Además debe de llevar un kit para el posible tratamiento de un cuadro de alergia tras una picadura.
En este kit debe de llevar adrenalina (ADREJECT ó Ana Kit) que es una forma de auto-administrarse la adrenalina, es fácil de usar y con muy pocas contraindicaciones.
La dosis está calculada para que no se produzca nunca un exceso de efecto y su beneficio es innegable.
En resumen: debe comprobarse el diagnóstico, debe establecerse una vacunación, y debe de llevarse adrenalina pos si acaso.

3 Comentarios

Deja un comentario